lunes, 25 de febrero de 2008

La identidad hecha gofio

El tradicional Gofio La Piña ha cambiado recientemente su envase para mejorar la conservación y hacerlo más atractivo. Además, ahora incorpora información sobre las bondades del gofio en español, inglés y francés, colocándose así en mejor posición frente al posible comprador extranjero. Pero eso no es todo, el Gofio La Piña también cambia de denominación y ahora pasa a llamarse gofio de maíz en lugar del habitual gofio de millo.

Son muy loables estos esfuerzos por alcanzar la excelencia para un producto tan nuestro. Lo que no entendemos es que la empresa no haya ido hasta el final y no haya cambiado también el nombre de La Piña por La Mazorca, o gofio por harina de maíz tostado, algo que sin duda habría puesto la guinda a su nueva imagen abierta al mundo e internacional.

Por su parte, el director de Gofio La Piña “defiende al gofio como seña de identidad canaria”. Pues menos mal.

16 comentarios:

Prof. C. Rodríguez Ruano dijo...

Aunque pueda parecer una tontería, el nombre, a veces, tiene mucha importancia e influye en su aceptación. Por ejemplo, hace unos años en Hiperdino, en aquella época propiedad de Hermanos Domínguez, compré para mi numerosa prole un saco de papas. Mi sorpresa fue que leyendo la nota mientras se facturaba, decía "patatas". Le dije a la cajera que en casa no comíamos patatas. Ella alegó que nada podía hacer porque el texto emanaba de la central informática. Al final vino el encargado y pude llevarme un saco de papas. En posteriores facturas siempre pude comprar papas.

Guacimara dijo...

Renovarse o morir.. Es lo que tiene la vida que vivimos, por mucho que nos pese la competencia y el mercado mandan.

Maria Bencomo dijo...

Pues nada, "estareis" de acuerdo con que habria que poner también "cacahuete" y "autobús"... Pero, ojo que estamos salvados, porque CC dice que ellos "hablan canario". Esperaremos a que la consejería pertinente haga algo para preservar la identidad... del gofio de millo, claro. Un saludo

Iván dijo...

Guacimara tiene razón, a mi modo de ver. Lo que pasa es lo que cuenta el artículo, está bien decir "maíz" porque es más internacional, pero ¿cómo es posible que digan "gofio"? No dejemos las cosas a medias y hagámoslo bien, "gofio" no se entiende, mejor decimos "harina de maiz tostado", que es más internacional.
Y el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no sé a qué espera para cambiar el rótulo que hay en El Hoyo, "Estación de guaguas". Seamos globales y que pongan "autobús". Renovarse o morir.
Pensándolo bien, que no lo llamen El Hoyo, sino algo como "La oquedad "o "La cavidad". Queda mucho más fino.

Ester Comellas dijo...

Bueno, para alguien que desconoce la realidad canaria, digamos que el cambio "aclara" las cosas, y supongo que eso facilita que se compre el producto en cuestión. Lo de "gofio" no me parece necesario cambiarlo, se llama así y punto, es algo propio de Canarias y en cualquier caso se podría poner en el reverso, donde se exponen las propiedades del producto, por ejemplo. A lo mejor podrían haber hecho una versión especial para exportar a la Península, pero supongo que alegarían que no es rentable. Es lo que pasa en Cataluña -de donde soy- con los productos etiquetados en catalán, prácticamente inexistente "porque no sale a cuenta". Argumentos así relegan a segunda clase a ciertas lenguas o hablas. Aceptarlos por no parecer provinciano es acabar esquizofrénico. O acomplejado.

Agustín Bethencourt dijo...

Hola a todos:

No me quedan claros los argumentos de Guacimara y Ester, la verdad. Si se trata de hacer valer los argumentos del mercado o de la claridad, me parece que las explicaciones complementarias que aparecen en el paquete de gofio, podrían dejar suficientemente claro (para alguien que no sea de Canarias) de qué tipo de producto se trata.

Yo más bien me inclino por pensar que detrás de la decisión de cambiar "millo" por "maíz" en este producto, está el complejo de inferioridad lingüístico que, por desgracia, sigue estando tan presente en nuestra sociedad.

Y esto, a mí la verdad es que me llena la cachimba: ¿me entendéis?

Anónimo dijo...

Lo peor de todo es que lo hacen con transgénicos

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Agustín.

No estamos hablando de otro idioma, como sería el catalán. El canario es un dialecto del castellano. La palabra "millo" es una palabra de la lengua castellana, y como tal aparece en el diccionario de la Real Academia Española.
Dejar de utilizar palabras originarias de nuestro dialecto, no hace más que empobrecer el vocabulario castellano, y hace que poco a poco desaparezca nuestro dialecto.
Si popularizamos nuestras palabras, enriquecemos el lenguaje.

(Y que conste que no soy una experta en lingüística, sino una simple estudiante de ingeniería).

Iván dijo...

Me parece muy buena explicación, aunque seas una simple estudiante de ingeniería =)

Por cierto, ¿cómo es eso de que el gofio lo hacen con millo transgénico? ¿De eso hay algun indicio o alguna prueba? ¿Podrían dar más información? Me parece una cuestión muy seria.

Saludos!

Agustín Bethencourt dijo...

Anónima, yo lo veo así también. Que abrirnos al mundo no signifique perder rasgos de nuestra personalidad. Utilicemos nuestra manera de hablar (¿no es eso acaso lo más espontáneo?)y enriquezcamos la lengua española con nuestro léxico, nuestros giros, nuestra pronunciación...

Me acuerdo perfectamente de un "experimento" que hice hace ya algunos años, cuando empezaba a trastear en mi cabeza con todas estas cosas de si mi manera de hablar era tan digna o presentable como otras, etc, etc: estaba en el aeropuerto de Málaga y pensé, ¿y ahora cómo llego al centro?. Así que me dirigí al mostrador de información de llegadas. Por la cabeza se me pasó preguntar por "el autobús", y luego pensé. Pero vamos a ver, yo estoy en España, ¿no? Si ahora viene aquí un señor hablando en inglés, lo atienden. ¿Y yo hablando en canario no me van a entender? Así que fui, pregunté por la guagua, la chica me entendió perfectamente (y si no hubiera sido el caso, compartimos una hermosa lengua que hubiera permitido aclarar que preguntaba por el transporte urbano, ¡vaya problema!) y cogí la guagua para Málaga ciudad. En otras palabras, todo el problema estaba en mi cabeza, no era un problema real. Y yo creo que algo muy parecido pasa con esta entrada que lo hace a uno gofio...

Por poner la nota positiva entre tanta infravaloración lingüística, una cita de Las espiritistas de Telde, de Luis León Barreto: (...)don Nicolás amplió La Vega en otras cinco fanegas, con lo que ya cumplía diecisiete, y una parte de ellas las dedicó a la viña y al millo, y sus caldos fueron aclamados incluso en la corte de Inglaterra, y su azúcar seguía siendo el de mayor dignidad de toda la isla(...)

¿Qué quieren que les diga, a mí me parece tan hermosa nuestra habla y tan interesante nuestra literatura!

Agustín Bethencourt dijo...

Profesor, totalmente de acuerdo con usted, el nombre tiene mucha importancia. Pensemos en lo que pasaría si nos cambiáramos el nombre. ¿Seguiríamos siendo la misma persona...? Sí, pero...

Iván, si quieres ver lo "internacionales" que se han puesto los del Gofio La Piña, te aconsejo que entres en www.gofiolapina.es, la página corporativa de la empresa que produce este gofio. Ahí, verás que el lavado de cara es total, llegando a hablar de "mazorcas de maíz" (¡para un producto que se llama Gofio La Piña!).

La esquizofrenia lingüística canaria en toda su crudeza.

Vendrán mejores tiempos. Mientras tanto a hacer mucho deporte para no cogerse una úlcera :)

Saludos.

Profesor C. Rodríguez Ruano dijo...

He oído ¡vaya ud. a saber! que el "Gofio de millo La Piña" tornará a llamarse "Harina de maíz tostado La Mazorca". Supongo que será "La Mazorca desnuda", por aquello de que le han quitado "la camisa" (en "la descamisada") después de "la cogida" y antes de "la secada", "la desgranada" y "la tostada", conocida como el tueste. Sólo entonces el maizimillo va al molino para su molienda, tras la cual se produce el envasado automático del calentito gofio más tostado o más crudo (menos quemado)para ser consumido por el sibarita de turno. Si después de tanto trabajo aún no sé que el gofio sale de la piña de millo, es que soy un poco tolete (perdón: zote), ¿verdá, usté?

Agustín dijo...

Estimado profesor. Creo que habrá quee decirle a estos señores, aquello de arráyense un millo.

Iván dijo...

Vengo de mirar la página www.gofiolapina.es y, la verdad, tengo que seguir con mi guineo.

Es cierto lo que dice Agustín, ahora no se habla de "millo" sino de "maíz", la "piña" (¡que da nombre a la empresa!) deja de usarse y se cambia por la "mazorca". Además, en el apartado Gastronomía se habla de "machacar plátanos", para referirse a los plátanos escachados de toda la vida.

Ahora, lo que ya despista por completo es que en el mismo apartado aparezcan las palabras "batata", "papa" y "hierbahuerto". ¿Pero no quedamos en hablar fino? Lo que corresponde es boniato, patata y menta ¿no? Como dice mi padre, "o somos o no somos".

Y la traca: en la sección Productos se pueden ver unos paquetes de gofio donde pone bien clarito "Gofio de millo". El que lo entienda que me lo explique por favor.

¿No creen que habría que enviarle un correo electrónico a la empresa?

Agustín dijo...

Totalmente de accuerdo, Iván.

En la página web, la direción de correo electrónico que ofrecen es info@gofiolapina.es.

Desde luego, cuantos más mails, mejor.

co wendy dijo...

A cheap nike jordan shoes few years ago, carries Cheap Louis Vuitton Handbags a Graduate Diploma Discount Louis Vuitton in Computer Science and a Certificate IV in English, Shicai proud Liu Hailing ambitious, ready to find a party to ugg soldes display their talents on the Christian Louboutin Daffodile stage, do something spectacular career in the Bags Louis Vuitton community. However, the fact that he does not think so beautiful. After christian louboutin a spate of candidates, cheap christian louboutin Liu Hailing have uggs outlet been eliminated. Finally, she had to uggs on sale sell from the newspaper.Every morning at ugg 7 ugg pas cher o'clock, Liu Hailing from issuing wholesale newspaper stand, pushing Christian Louboutin Bois Dore a bicycle, by door cheap jordans to discount nike jordans door to door delivery, but also wholesale jordan shoes the way Chapman. After reportedly sold out, other ugg boots couriers christian louboutin remise 50% had gone home to rest, ugg australia Liu Hailing still running around, looking for customers. Gone more than a month later, the newspaper's discount christian louboutin circulation Liu Hailing ahead, only monthly newspaper retail revenues as high Cheap LV Handbags as 400 yuan, 200 yuan plus wages Discount LV Handbags and newspaper subscribers commission, all christian louboutin shoes of a sudden her income to $ 800, which makes Liu Hailing very excited, do newspapers have seen hope